Control de acceso a oficinas: por qué y cómo garantizarlo

El control de accesos a una oficina es fundamental para garantizar la eficiencia y seguridad en la empresa. En Grupo SPEC te contamos los distintos tipos de control de accesos que puedes elegir dependiendo de la afluencia y el tipo de instalaciones de tu oficina.

El control de accesos en una oficina permite identificar a las personas que entran en sus instalaciones. Gracias a este control es posible tener un registro detallado de aquellos que han accedido a la oficina, así como el horario en que lo han hecho. 

Los sistemas de control de accesos sirven para mucho más que para permitir o denegar la entrada a una persona a un determinado recinto. Si se saca el máximo partido a estos dispositivos es posible:

  • verificar la identidad de las personas;
  • permitir o denegar el acceso a trabajadores y visitantes;
  • gestionar la entrada y salida de vehículos;
  • restringir el acceso a determinadas zonas;
  • restringir el acceso en un horario determinado. 

En Grupo SPEC te ofrecemos el terminal de control de accesos XGA, que puede instalarse en pasillos, torniquetes o portillos y ofrece el control total de puertas; y el terminal de gestión horaria y control de accesos RWT, que permite abrir puertas y almacenar datos de entradas y salidas de los trabajadores. 

¿Por qué instalar un sistema de control de accesos? 

Cuando se realiza un control de accesos adecuado a cada tipo de oficina y minucioso, tanto a los trabajadores como a los visitantes, se obtienen muchos beneficios en materia de seguridad y control. Con su instalación se mejora en: 

Eficiencia 

Instalar un sistema de control de accesos que abra las puertas una vez que ha identificado a la persona resulta muy útil en aquellos casos en los que es necesario que algunos trabajadores accedan a la oficina fuera del horario habitual. 

Del mismo modo, asociado al sistema de control de presencia y de fichaje del personal, permite ahorrar tiempo al tener toda la información centralizada en un mismo software. Al controlar las entradas y salidas del personal, se puede valorar mejor el horario realizado y asociarlo a su productividad. 

Seguridad 

La seguridad viaja en dos direcciones y es posible cubrir las dos si se aplica un sistema de control de accesos adecuado a cada circunstancia. 

Controlar el acceso a las oficinas evita que entren intrusos o personas malintencionadas, por lo que se garantiza la seguridad de los empleados, de los bienes materiales e intangibles y de las instalaciones protegiendo, a su vez, los secretos empresariales. Por otro lado, al restringir la entrada a determinadas instalaciones, se evita que las visitas accedan a zonas potencialmente peligrosas. 

Contar con un registro exacto de las personas que están dentro del edificio en un determinado momento, resulta vital si hay que evacuarlo en caso de emergencia. 

Tipos de control de accesos 

En el blog de SPEC hemos hablado anteriormente de los diferentes tipos de control de accesos que existen en función del sistema de identificación que utilizan, hoy hablaremos de distintos tipos de accesos que se pueden utilizar según la afluencia y tipo de instalaciones. Todos ellos pueden accionarse con control de proximidad, biométrico, lector de tarjetas o reconocimiento de matrícula. 

  • Portillos: utilizan un sistema de puertas de cristal que se ocultan para permitir el paso de las personas autorizadas.
  • Molinetes: estructuras giratorias metálicas de mayor altura que solo giran después de una identificación válida.
  • Torniquetes: la barra metálica permite el paso después de la identificación, son muy útiles en oficinas con mucha afluencia de personas.
  • Barreras: permiten, o no, el paso de vehículos subiendo, o bajando, la barrera. 

En todas las oficinas, por tanto, se debe tener presente la importancia de la gestión de accesos y elegir el sistema más adecuado a sus necesidades de seguridad y el tipo de instalaciones con las que cuenta.

Chatea con nosotros