La mejor estrategia para la gestión del talento humano

La gestión del talento humano es un reto que deben afrontar todas las empresas que quieran sacar el máximo partido del valor de sus empleados. En Grupo SPEC te contamos los tres puntos fundamentales para llevar a cabo la mejor estrategia de gestión del talento humano.

La gestión del talento humano es uno de los retos más importantes que debe afrontar el departamento de recursos humanos de una empresa. Es importante tener bien definidos los procesos para atraer, motivar y, sobre todo, retener a los empleados de mayor valor para la compañía. 

Cuando se realiza una buena gestión del talento humano, las empresas mejoran notablemente su competitividad y su rentabilidad. La clave del éxito reside en retener el talento, para lo que se debe poner al empleado en el centro y asumir que los trabajadores juegan un papel primordial en la consecución de los objetivos empresariales. 

Hay una cuestión clave, cuando un trabajador está a gusto y se siente motivado, no tiene ninguna razón para cambiar de empresa. Cuando se sabe que en una empresa valoran a los empleados, el talento llega casi solo. 

Hay tres puntos clave para gestionar el talento humano de forma adecuada. 

1. Mejorar las condiciones laborales del talento de la empresa

Cuando un empleado ofrece un gran valor a la empresa, mejorar sus condiciones laborales no es un coste, es un beneficio para la compañía. Además, mejorar las condiciones no supone solamente mejorar los salarios, hay muchas otras cosas que reportan beneficios al empleado:

  • Escuchar sus propuestas y permitir que opine sobre las estrategias elaboradas por sus superiores. Si forma parte de la toma de decisiones, estará más comprometido con su trabajo.
  • Crear un lugar de trabajo atractivo, a ser posible con luz natural y ventanas.
  • Fomentar el compañerismo y la comunicación para evitar que los conflictos no se resuelvan a tiempo.
  • Crear un plan de carrera personalizado para cada empleado, para que sepa en todo momento cuáles son sus objetivos y qué se espera de él dentro de la empresa.
  • Permitir un horario flexible que permita a los empleados conciliar su vida familiar y laboral. 

2. Crear un plan de reclutamiento de nuevos talentos

El éxito de la estrategia de gestión de talento humano no solo depende de retener el talento ya existente en la empresa, es vital atraer nuevo talento que aporte cosas nuevas a la empresa

Una de las tácticas más efectivas hoy en día es el employee branding, es decir, crear una imagen de empresa que se presente de forma atractiva al talento en busca de un nuevo puesto de trabajo. En esta imagen de marca, los empleados satisfechos juegan un papel primordial. 

3. Crear un programa de reconocimiento del talento

Una vez que el talento llega a la empresa, está cómodo y decide quedarse en ella mucho tiempo, hay que mostrar el reconocimiento a este compromiso. El reconocimiento por un trabajo bien hecho servirá, además, para mejorar los dos primeros puntos de la estrategia. Como ya hemos comentado anteriormente, no todo es dinero, hay otras muchas formas de reconocer un buen trabajo:

  • Conceder días libres, por ejemplo, los cumpleaños.
  • Facilitar el teletrabajo.
  • Habilitar espacios para el descanso en el centro de trabajo.
  • Contar con softwares de gestión como los de Grupo SPEC, que permiten centralizar en un solo programa el control horario, de accesos o la solicitud de vacaciones, algo que mejora la comunicación entre el trabajador y la empresa, siendo un gran beneficio para todos. 

Como puedes ver, estos tres puntos están relacionados entre sí. Cuando una parte de la estrategia funciona bien, repercute positivamente en las otras dos. La clave: saber reconocer el talento y hacer todo lo posible para que se sienta reconocido.

Chatea con nosotros