Cámaras de vigilancia en el trabajo, ¿legales?

Si estás pensando en instalar cámaras de seguridad en tu empresa, pero no sabes si es legal hacerlo, en Grupo SPEC despejamos tus dudas. Descubre los aspectos legales y los requisitos a cumplir para colocar vigilancia en el trabajo.

Instalar cámaras de vigilancia en los centros de trabajo resulta de gran utilidad para realizar tareas de seguridad o para que las empresas puedan hacer un seguimiento del comportamiento de clientes y trabajadores. Pero existe una línea muy fina entre el derecho de las compañías a velar por sus negocios y el derecho a la intimidad de los trabajadores. 

Antes de instalar un sistema de vigilancia en la empresa, se deben tener claros los aspectos legales para evitar incurrir en errores que se pueden pagar muy caros. 

¿En qué casos se pueden instalar cámaras de seguridad?

El Estatuto de los Trabajadores permite, según el artículo 20.3, que los empresarios coloquen cámaras para verificar que los trabajadores cumplen con sus obligaciones y deberes laborales

Además, la ley autoriza su uso para monitorizar el acceso de vehículos a las instalaciones, controlar la actividad y velar por la seguridad y protección tanto de las personas como de los edificios. 

Requisitos a cumplir para poder instalar cámaras de videovigilancia

Colocar cámaras de seguridad dentro de la legalidad requiere, también, cumplir con una serie de requisitos básicos:

  • Los trabajadores deben estar informados tanto de la existencia de vigilancia como de sus características: dónde están colocadas, si pueden grabar, etc.
  • Está prohibido instalar cámaras en lugares en los que se vulnere la intimidad de los empleados como vestuarios, aseos o zonas de descanso.
  • Las imágenes grabadas solamente pueden conservarse durante un mes

Tipos de cámaras que no se pueden instalar en el entorno laboral

A pesar de estar permitidas, no todas las cámaras cumplen con la ley. Podemos hablar, en concreto, de dos tipos de vigilancia no autorizada.

  • Cámaras espía. Se pueden colocar los dispositivos en lugares discretos o escondidos para que pasen desapercibidos, pero no es posible instalarlos sin el conocimiento de los trabajadores.
  • Cámaras con audio. Está permitido grabar imágenes, pero no sonidos, ya que a lo largo de todo el día se pueden tener conversaciones que no estén relacionadas con el trabajo y, por lo tanto, vulnerar el derecho a la intimidad. 

¿Deben dar su consentimiento los trabajadores?

La imagen debe tratarse como un dato personal. Por lo tanto, antes de instalar cámaras de seguridad se debe, como indicábamos antes, informar a los empleados según los requisitos que establece la normativa de protección de datos vigente.

En estos casos, debido a que los empresarios tienen derecho a comprobar que los trabajadores cumplen con sus responsabilidades, solamente será necesario informar debidamente, ya que, según una sentencia del Tribunal Constitucional de marzo de 2016, el contrato laboral se considera un consentimiento firmado

En Grupo SPEC estamos especializados en el control de accesos y horario, en el diseño de planes de evacuación y en los servicios de consultoría para adaptar estos servicios a las necesidades de nuestros clientes. Ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos la información que necesitas para cuidar de tu empresa.

Chatea con nosotros