Cómo evitar el síndrome de burnout

Mejorar la eficiencia y el clima laboral es vital para el desarrollo de un trabajo, por eso es importante saber cómo evitar el síndrome de burnout en las empresas con Grupo SPEC.

Uno de los objetivos de cualquier empresa es lograr una máxima eficiencia en toda su actividad. Y para ello es necesario que los trabajadores tengan las mejores condiciones laborales para que puedan desarrollar sus funciones con las máximas garantías. 

Para conseguir este objetivo es vital que los empleados no tengan problemas, de ahí que en Grupo SPEC expliquemos cómo evitar el síndrome de burnout en las empresas, ya que así se obtiene un pleno rendimiento en la compañía y, sobre todo, un bienestar laboral

¿Qué es el síndrome de burnout? 

El síndrome de burnout o del trabajador quemado es una enfermedad ya reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se caracteriza por que la persona afectada presenta un estado de agotamiento emocional, una actitud cínica o distante frente a su trabajo y una sensación de ineficacia y de no hacer adecuadamente sus tareas encomendadas. Es la consecuencia de un estrés laboral crónico que también tiene otro tipo de repercusiones, como la pérdida de habilidades para la comunicación. 

Hay multitud de síntomas catalogados aparejados al síndrome de burnout, desde los psicosomáticos (fatiga crónica, dolores de cabeza, insomnio, palpitaciones o dolores de cabeza), los emocionales (aburrimiento, frustración o irritabilidad) hasta los conductuales (apatía, hostilidad, suspicacia o absentismo laboral). 

Factores que inciden en el síndrome de burnout 

Aunque son muchos los síntomas que pueden detectarse en una persona afectada por el síndrome de burnout, hay determinados factores que suelen ser comunes en el desarrollo de esta enfermedad laboral, algo que ayuda a detectar la causa de los problemas que origina.

  • Horario de trabajo. No se ajusta a las necesidades de la empresa ni, sobre todo, del empleado, tanto en horas como en turnos.
  • Estabilidad del puesto. No se garantiza la posibilidad de que el trabajador pueda estar continuamente en la empresa.
  • Antigüedad profesional. Este síndrome se localiza sobre todo en personas con menos de dos años en la compañía o más de diez.
  • Progreso excesivo o escaso. Los cambios en la categoría profesional o el estancamiento también son motivos detectados.
  • Salario. Ingresos inferiores a los que el trabajador considera que merece. 

Cómo evitar el síndrome de burnout 

Al igual que cuando se quiere retener el talento en una compañía, hay que actuar para conseguir que los trabajadores no sufran el síndrome de burnout y, con ello, una reducción del rendimiento y la eficiencia en la empresa. 

  • Flexibilidad. Ajustar el horario de los trabajadores a sus necesidades para que puedan conciliar la vida laboral y personal es vital para que se eviten problemas en el futuro. Sistemas como netTime y SPEC Manager garantizan el cumplimiento de la jornada de trabajo.
  • Equilibrio del trabajo. Garantizar al empleado que su responsabilidad y su jornada laboral van acompasadas con la carga de tareas encomendadas en cada momento.
  • Facilitar lo necesario. Es imprescindible que cada empleado cuente con las herramientas y conocimientos necesarios para que pueda desarrollar su labor dentro de la compañía, por lo que es muy útil que se le dote de medios técnicos pero también humanos y formativos.
  • Programa de salud integral. El trabajador debe ser evaluado periódicamente para conocer su estado de salud, pero también recibir la ayuda necesaria para que pueda solventar sus problemas y evitar que le afecten en todos los ámbitos de su vida. 

En Grupo SPEC somos especialistas en lograr el clima laboral necesario para el buen desarrollo de la compañía. Contacta con nosotros para despejar cualquier duda al respecto.

Chatea con nosotros