Cómo elegir el sistema de control de accesos

Las características de una empresa y del edificio en el que se encuentra influyen en el tipo de sistema de control de accesos que se debe elegir. En Grupo SPEC te damos las claves para acertar.

El control de accesos a un edificio se ha convertido en un elemento fundamental para cualquier empresa. Gracias a estos sistemas, es posible saber en todo momento qué personas se encuentran en el interior en un momento determinado, registrar los horarios de entrada y salida de los empleados y rechazar a aquellos que no están autorizados. 

Antes de sopesar qué sistema de control de accesos se debe elegir, conviene tener claro qué son y para qué sirven. 

Principales funciones de un sistema de control de accesos

Los sistemas de control de accesos comprueban que las personas, o los vehículos, que quieren entrar en un edificio están autorizados para hacerlo. Para garantizar su fiabilidad, deben contar con tres funciones básicas: 

  • Autenticación: capacidad de identificar a quien quiere acceder al edificio.
  • Autorización: competencia para dar una respuesta positiva o negativa a la solicitud de acceso en función de la identidad, el horario y la zona.
  • Trazabilidad: posibilidad de localizar en todo momento a las personas que se encuentran dentro de las instalaciones. 

Tipos de control de accesos

En el mercado actual se pueden encontrar una gran variedad de tipos de control de accesos. Entre los más habituales están:

  • Sistemas de proximidad en los que se utiliza un objeto, normalmente una tarjeta, para identificar al usuario cuando lo acerca al sensor.
  • Sistemas biométricos que reconocen las características físicas de la persona que quiere acceder al edificio. Actualmente, existen soluciones que identifican los rasgos de la cara incluso con mascarilla.
  • Sistemas de reconocimiento de matrícula para controlar la entrada a parkings. 

Qué tener en cuenta para elegir un sistema de control de accesos

Dependiendo del tipo de edificio en el que se encuentre la empresa y de las necesidades específicas de cada compañía, resultará más adecuado un sistema que otro. Para tomar la mejor decisión es necesario estudiar algunos aspectos en profundidad. En este análisis no deben faltar algunos puntos como: 

  • Dónde se colocará el sistema, ya que determinará los requisitos de protección ante adversidades climatológicas o posibles actos vandálicos.
  • Las necesidades específicas de la empresa en materia de seguridad, que ayudarán a encontrar el tipo de sistema de autenticación y las barreras de control de acceso más adecuados.
  • Número de usuarios que acceden al edificio, ya que no es lo mismo gestionar la verificación de identidad de 10 personas que de 1000.
  • El mantenimiento que requiere el sistema; lo más adecuado es que sea mínimo para evitar que esté inactivo durante largos periodos de tiempo.
  • Que sea fácil de usar. De este modo, tanto los usuarios como los responsables del tratamiento de datos tendrán un día a día más fluido.
  • Compatibilidad con el resto de softwares que se utilizan para la gestión de personal y la posibilidad de integrarlos todos en una sola plataforma.
  • Que cuente con actualizaciones periódicas y sea de implementación sencilla. 

En Grupo SPEC somos especialistas en control de accesos y gestión horaria, ponte en contacto con nuestro servicio de atención al cliente y te orientaremos para encontrar la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Chatea con nosotros