Cómo funciona un control de accesos biométrico

Los avances tecnológicos y los cambios sociales han contribuido a que los controles de accesos biométricos se utilicen cada vez más en empresas de todos los tamaños. Para sacarles el máximo partido, descubre cómo funcionan con Grupo SPEC.

El control de accesos biométrico ha pasado en los últimos años de parecer una utopía propia de la ciencia ficción a convertirse en uno de los sistemas preferidos por las empresas gracias a su alto nivel de seguridad y su comodidad a la hora de utilizarlo. Su crecimiento exponencial hace pensar que en poco tiempo será la tecnología mayoritaria para gestionar la entrada de los empleados a sus puestos de trabajo. 

¿Qué es la biometría?

La biometría son los rasgos biológicos que sirven para identificar a las personas. Es decir, aquellas características físicas que son únicas en cada individuo. 

¿Qué son los dispositivos de control de accesos biométricos?

Los aparatos que controlan los accesos a través de la biometría cuentan con mecanismos que les permiten utilizar los rasgos físicos para verificar la identidad de las personas que solicitan permiso para entrar en un determinado recinto. 

La principal ventaja que ofrecen es que no necesitan un elemento externo para la identificación, ya que las tarjetas o los códigos numéricos se sustituyen por alguna característica física propia del trabajador. 

Los principales tipos de dispositivos de control de accesos biométricos son:

  • lectores de huella dactilar,
  • reconocimientos de la palma de la mano,
  • sensores oculares,
  • reconocimientos faciales,
  • reconocimientos de voz. 

Funcionamiento de los controles de accesos biométricos

Los dispositivos de control de accesos biométricos tienen un funcionamiento más sencillo de lo que parece. No obstante, como utilizan una tecnología desconocida por la mayoría de personas, su método de identificación aún puede resultar sorprendente. 

Cada forma de reconocimiento trabaja de una forma diferente y cada uno utiliza un tipo distinto de tecnología. 

  • Los sistemas ópticos basan su funcionamiento en diodos sensibles a la luz que producen una señal eléctrica y captan un píxel cada vez que esta se refleja. Su uso más frecuente es en el reconocimiento de huellas dactilares.
  • También utilizados para la verificación dactilar, los sistemas capacitativos generan una imagen de la huella a través de la corriente eléctrica.
  • Los métodos de escaneo fijan unos determinados puntos para generar una plantilla que permita la identificación posterior. Los sistemas de reconocimiento facial o de la palma, por ejemplo, se basan en esta técnica. 

En Grupo SPEC tenemos amplia experiencia en el control de accesos. Cuéntanos las necesidades de tu empresa y te ofreceremos la solución que mejor se adapta a tus necesidades. Si tienes dudas, nuestro equipo de atención al cliente las resolverá para que tomes una decisión basada en información y datos fiables.

Chatea con nosotros