Beneficios del mindfulness en la empresa

Las técnicas del mindfulness permiten a los trabajadores alcanzar un estado mental que influye positivamente en su desempeño laboral y, por lo tanto, en los resultados globales de la empresa. En Grupo SPEC te damos las claves de esta práctica milenaria que ha llegado a nuestros días.

El estilo de vida actual hace que nuestra agenda esté llena y que siempre tengamos algo pendiente que hacer. La prisa que envuelve casi todos los aspectos de nuestro día a día ha desencadenado la necesidad de parar, pensar y meditar para llegar a ser conscientes de lo que hacemos y tomar las decisiones acertadas. 

Para evitar el síndrome de burnout, las empresas deben tomar conciencia de las necesidades de sus empleados. De este modo el reto de parar y tomar perspectiva pasa, por tanto, del plano personal al profesional y la ayuda de las compañías puede ser fundamental para que todo fluya con normalidad. 

¿Qué es el mindfulness?

Aunque en muchas ocasiones se confunde con una técnica de meditación, es una práctica que engloba más aspectos. El mindfulness busca la atención plena y consiste en encontrar un método para centrarse en lo que sucede en el presente y aceptarlo tal y como es, sin intentar cambiar nada. La clave reside en prestar atención a uno mismo y evitar las distracciones que nos rodean. 

La gran ventaja del mindfulness es que no influye únicamente en la mente de quien lo practica, también tiene que ver con el cuerpo y, especialmente, con las emociones. ¿La clave? Conseguir observarse a uno mismo desde fuera, como lo haría otra persona con una visión más objetiva, y prestar atención a los pensamientos relativos al momento actual mientras se dejan a un lado aquellos que tienen que ver con el pasado o el futuro. 

El mindfulness en la empresa

Al aumentar el nivel de atención, la práctica del mindfulness por parte de los trabajadores influye positivamente en sus resultados laborales ya que, entre otros beneficios:

  • ayuda a realizar una escucha más activa,
  • mejora la concentración,
  • aumenta la empatía,
  • incrementa la capacidad de resiliencia,
  • mejora la resolución de conflictos,
  • permite una comunicación más clara. 

Beneficios del mindfulness para la empresa

No es de extrañar que cuando los empleados aumentan este tipo de capacidades y, en general, se sienten mejor consigo mismos la empresa obtenga también beneficios de forma global. Algunos de los más destacados son:

  • mejora el ambiente laboral,
  • aumento del compromiso con los proyectos asignados,
  • mayor satisfacción profesional de la plantilla,
  • comunicación interdepartamental más fluida,
  • disminución del absentismo laboral,
  • aumento del rendimiento de los trabajadores,
  • mayor productividad de la empresa,
  • mejora de las capacidades de liderazgo de los responsables. 

Cómo fomentar el mindfulness en la empresa

Para obtener estos beneficios es necesario saber cómo introducir el mindfulness en la empresa para que se convierta en un hábito de los trabajadores. Incluirlo en el plan de carrera de cada miembro de la plantilla y crear un programa de concienciación para informar sobre su importancia deben ser el primer paso. Una vez que toda la empresa se haya hecho una idea clara de los beneficios del mindfulness, conviene organizar cursos y talleres de forma periódica para ofrecer a los empleados las herramientas necesarias para que puedan practicar la meditación de forma individual cuando sea necesario. 

En Grupo SPEC somos especialistas en la gestión de personal y contamos con las soluciones necesarias para optimizar los trámites y reducir las horas destinadas a realizar tareas rutinarias. Gracias a este ahorro de tiempo los responsables de Recursos Humanos pueden centrarse en labores estratégicas, personalizar los planes de carrera, actualizar los cursos de formación o introducir técnicas innovadoras, como el mindfulness, que reporten beneficios tanto a la compañía como a los trabajadores. Ponte en contacto con nosotros y te daremos la información que necesites.

Chatea con nosotros