Tipos de control de accesos para un parking seguro

Cada vez es más necesaria la seguridad en todos los ámbitos empresariales. El control de accesos a los parkings resulta fundamental para garantizar la protección de los usuarios y sus vehículos. En Grupo SPEC te hablamos de los diferentes tipos sistemas que se pueden encontrar actualmente.

Los parkings a los que acceden muchos vehículos necesitan prestar una especial atención a la seguridad. Además de proteger las instalaciones y los coches que están en el interior, es importante contar con un sistema de trazabilidad para poder llevar un registro pormenorizado de los automóviles que entran y salen en cualquier momento del día. 

Para ofrecer un servicio integral satisfactorio, estos sistemas deben administrar el aforo, asignar plaza de estacionamiento y gestionar la apertura y cierre de los dispositivos de acceso. 

¿Cómo funciona un control de accesos a un parking?

El flujo de vehículos en un parking se puede regular mediante la instalación de lectores de matrícula, barreras o espiras de detección, entre otros. Todos ellos tienen algo en común: identifican y registran a los usuarios e impiden que aquellos no autorizados accedan a las instalaciones. Habitualmente funcionan siguiendo estos pasos:

  • El sensor de identificación se activa cuando un vehículo se acerca al acceso.
  • Si el acceso está permitido, la barrera se abre y vuelve a cerrase una vez que ha entrado.
  • Si se deniega la entrada, la barrera permanece cerrada. 

¿Qué tipos de control de acceso a parkings existen?

Existen diversos tipos de control de accesos a un parking, la principal diferencia entre ellos reside en el modo en que trabajan y las técnicas que utilizan. Las nuevas tecnologías permiten que los tiempos de identificación sean más cortos, que se lleve una trazabilidad óptima y que la seguridad sea mayor y pueden utilizarse en diferentes soportes. 

Barreras automáticas

Las barreras de acceso al parking se activan automáticamente gracias a un control eléctrico tras haber identificado al vehículo o al conductor. En aparcamientos que no requieren reconocimiento para la entrada, la valla se abre simplemente al detectar que un coche se acerca al sensor. 

Bolardos retráctiles

Estos pivotes de protección están automatizados y descienden para permitir el paso con el uso de un mando a distancia o mediante la identificación con un elemento de proximidad. 

Espiras de detección

Las espiras de detección perciben la presencia de un vehículo en un área determinada. La clave de su precisión reside en que se colocan en el suelo, habitualmente enterradas, y detectan a los coches desde primer momento en que se colocan sobre ellas. 

En Grupo SPEC contamos con un servicio de instalación y mantenimiento de sistemas de control de acceso a parkings para empresas de cualquier tamaño y con distintas necesidades de seguridad. Además, pueden integrarse con los softwares de control horario o de visitas para facilitar el manejo de la información. Ponte en contacto con nosotros y resolveremos tus dudas.

Chatea con nosotros