Bolsas de horas de trabajo: cómo gestionarlas

Las bolsas de horas de trabajo ofrecen la posibilidad de distribuir la jornada laboral para mejorar la productividad en periodos de mayor volumen de trabajo y fomentar la conciliación laboral y familiar. Aprende a gestionarlas adecuadamente con Grupo SPEC.

Llevar el control horario de los trabajadores no siempre es tan sencillo como registrar los tiempos trabajados diariamente por la plantilla. Cuando los empleados trabajan con una bolsa de horas, se deben tener en cuenta otros aspectos para cumplir con la ley y realizar un registro adecuado. 

¿Qué es una bolsa de horas laborales?

Una bolsa de horas es un tipo de jornada flexible en la que el tiempo de trabajo se reparte de forma irregular a lo largo del año para adaptarse a las necesidades de producción de la empresa y permitir una mejor conciliación de la vida familiar y laboral. 

Las bolsas de horas también permiten disfrutar de tiempo libre a aquellos empleados que han realizado horas extraordinarias, algo que mejora el rendimiento de los trabajadores, les ofrece cierta autonomía para organizar su día a día y evita los periodos de menos actividad que pueden desmotivarlos. 

Aspectos legales de una bolsa de horas

Para implantar el uso de una bolsa de horas de forma adecuada, se deben cumplir algunas cuestiones relevantes:

  • se debe justificar adecuadamente la necesidad de redistribuir las horas de trabajo de algunos empleados,
  • el acuerdo para trabajar con bolsa de horas debe quedar formalizado con un contrato entre la compañía y los trabajadores afectados,
  • el tiempo de trabajo anual no debe exceder el que le corresponde al empleado según su tipo de contrato,
  • únicamente se puede redistribuir hasta un 10 % de la jornada anual,
  • solamente se puede redistribuir el tiempo en días laborables, nunca en fines de semana o festivos,
  • los empleados afectados deben conocer su jornada de trabajo con, al menos, 5 días de antelación,
  • aquellos miembros de la plantilla con jornada reducida no pueden verse afectados por la redistribución de horas,
  • nunca se puede sobrepasar el número de horas diarias máximas de trabajo según la ley,
  • es obligatorio respetar las 12 horas de descanso mínimas entre jornadas laborales. 

Control horario con bolsa de horas

A pesar de que pueda parecer complicado, llevar la gestión y el registro de las jornadas laborales con bolsas de horas es sencillo. Utilizar un software de control horario que permita flexibilidad y que pueda adaptarse a distintas necesidades es de gran ayuda. La clave es que ofrezca la posibilidad de realizar cómputos horarios mensuales o anuales. De este modo, cuando un empleado trabaja más o menos horas de las estipuladas por su contrato en un día, no salta un aviso de error. 

Cuando termina el periodo de aplicación de la bolsa de horas, se puede compensar el tiempo extra de trabajo de tres formas diferentes:

  • concediendo días libres fuera de los plazos de mayor trabajo,
  • aprobando una reducción de jornada durante un determinado periodo,
  • abonando la cantidad correspondiente a las horas extraordinarias. 

En Grupo SPEC somos expertos en la implantación de sistemas de control horario. Cuéntanos cuáles son tus necesidades y desarrollaremos un programa personalizado para tu empresa.

Chatea con nosotros