¿Cómo funcionan los tornos de acceso?

Los tornos de acceso son uno de los sistemas de seguridad más utilizados por empresas privadas y organizaciones públicas. En Grupo SPEC te explicamos cómo funcionan y cuáles son los tipos más habituales.

Los tornos son uno de los sistemas de control de acceso más habituales en las ciudades. Los gimnasios, los medios de transporte, los espacios para eventos o las zonas de aforo limitado son solo algunos de los lugares donde se suelen utilizar. Estamos tan acostumbrados a ellos que rara vez nos preguntamos cómo funcionan o si existen diferentes tipos de mecanismos.   

¿Qué es un torno de acceso?

Un torno es una de las mejores soluciones para el control de acceso a recintos o pasos con mucha afluencia de personas. Su funcionamiento combina el uso de un dispositivo electrónico para reconocer al usuario y un engranaje mecánico que permite o bloquea la entrada. Estos aparatos son rápidos en el reconocimiento y la posterior apertura del paso, por lo que permiten una entrada fluida con tiempos de espera reducidos. 

Tipos de tornos de control de acceso

Los avances tecnológicos permiten una rápida evolución del sector, por lo que en la actualidad se puede encontrar en el mercado una amplia variedad de tornos para el control de acceso, entre los que destacan:

  • Tornos de tres brazos o de trípode que pueden configurarse para que se abran en ambas direcciones y apenas ocupan espacio. Hasta hace poco tiempo han sido los más utilizados.
  • Molinetes que se instalan en vertical, alcanzan una gran altura y solo permiten que acceda una persona cada vez.
  • Portillos con dos hojas que se abren a ambos lados para permitir el paso. Ofrecen un aspecto elegante, aunque son más lentos que los anteriores.
  • Pasillos de acceso con puerta abatible que se abre con rapidez al detectar el identificador del usuario. Son la última tendencia y cada vez se instalan en más lugares.

Mecanismo de funcionamiento de los tornos de acceso

Como ya hemos comentado anteriormente, el funcionamiento de los tornos de acceso requiere un soporte mecánico, que se encarga de abrir o bloquear la entrada, y una interfaz eléctrica que identifique a los usuarios que solicitan pasar. Cada una de estas partes tiene una forma diferente de trabajar. 

El sistema mecánico se activa al descifrar la lectura de una tarjeta, un recibo de pago, un código QR, una pulsera identificativa, un código de barras o el reconocimiento biométrico. Como está conectado a una base de datos, aprueba o deniega la entrada una vez que la información se ha comprobado. 

El aparato giratorio de tres brazos, el más habitual, gira 120 grados cada vez que se mueve. Cuando recibe la señal de apertura, se desbloquea la leva que lo fija y permite que la barra se mueva hacia adelante con un leve toque. Los nuevos modelos tienen un motor para que los brazos giren automáticamente sin necesidad de ningún estímulo exterior. 

En Grupo SPEC somos expertos en control de accesos y podemos ofrecerte toda la información que necesitas sobre los tornos, su método de funcionamiento y los modelos que mejor se adaptan a las necesidades de tu empresa. Ponte en contacto con nosotros y te responderemos lo antes posible. 

Chatea con nosotros