Ventajas de utilizar sistemas biométricos de control

La utilización de los sistemas biométricos de control ofrece una serie de posibilidades tanto a trabajadores como a los gestores de recursos humanos. En Grupo SPEC te explicamos sus ventajas.

Un sistema biométrico de control es un método para identificar personas, comprobar que tienen los permisos necesarios para acceder a determinadas localizaciones y asegurarse de que cumplen con su jornada laboral, ya que también registran las horas de entrada y de salida. 

Los programas que utilizan la biometría para garantizar el control de acceso de personas a un lugar determinado se basan en las características individuales de cada trabajador. Para ello, primero se lleva a cabo un proceso de registro que permita reconocerlos y después se autentifica la identidad para permitir la entrada o la salida en el día a día. 

Tipos de sistemas biométricos de control

Las características físicas de cada persona son las que determinan los diferentes tipos de sistemas biométricos de control, puesto que estos programas registran y analizan determinadas partes del cuerpo como la retina, el iris, la palma de la mano, las huellas dactilares, el rostro, la voz, la firma o la cadencia al caminar. 

En función de estos rasgos fisiológicos, se han creado diferentes sistemas biométricos de control adaptados a cada una de estas características o, como en el caso de la firma, a este signo de escritura totalmente personal. 

El funcionamiento de estos sistemas se basa en dos partes:

  1. El dispositivo tecnológico registra y analiza un rasgo físico concreto de cada persona que solicita acceder a un lugar de trabajo.
  2. Con esta información, se consulta una base de datos donde se verifica si el usuario cuenta con los permisos para entrar y, de forma automática, dar la orden para que se abra la puerta o permanezca cerrada si es necesario. 

Ventajas de los sistemas biométricos de control

Son varias las ventajas que supone la implantación de un sistema biométrico de control de acceso. 

Seguridad

Estos dispositivos garantizan que no se puede acceder si no se tiene determinado aspecto físico que previamente ha sido registrado, ya que es imposible suplantarlos: no existen dos iris, palmas de la mano o huellas dactilares iguales. 

Control horario

La inclusión de este sistema en otros como netTime & SPECManager permiten tener un control exhaustivo de las horas que una persona permanece en una ubicación concreta, con lo que se puede saber perfectamente el tiempo de la jornada laboral efectiva y las salidas o entradas que realiza un trabajador. También se garantiza la creación de informes en tiempo real sobre un empleado. 

Facilidad de uso

Los dispositivos tecnológicos que detectan los rasgos biométricos de una persona están configurados previamente, por lo que cada usuario solo tiene que mostrar la parte del cuerpo con la que se puede acceder y automáticamente el sistema permitirá su acceso si tiene el permiso requerido. 

Los responsables de gestionar este tipo de sistemas se beneficiarán de su facilidad de uso puesto que son programas muy intuitivos, tanto para la configuración como para solicitar informes sobre el acceso de una persona o toda la plantilla. 

Flexibilidad

Los sistemas biométricos de control permiten que el usuario haga sus fichajes desde cualquier lugar, puesto que se adaptan a dispositivos móviles que permiten su geolocalización. Además, dan la posibilidad al trabajador de que autogestione su jornada laboral en los casos en los que el desarrollo de su labor lo admita. 

En Grupo SPEC tenemos una amplia experiencia en el desarrollo e implantación de sistemas de control biométricos en empresas de diferentes tamaños. Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

Chatea con nosotros